• Dr. Hugo Castro

Curiosidades de la Ciencia y de la Vida

El médico inglés William Harvey (1578-1657) descubrió la circulación de la sangre y publicó su descubrimiento en 1628. Hasta entonces, se creía que la sangre estaba estática sin moverse y el papel del corazón no se conocía plenamente. No obstante, la primera referencia sobre la circulación de la sangre pertenece al médico y teólogo español Miguel Servet (1511-1553) que la describió de forma incompleta y que parece ser que observó la circulación pulmonar de la sangre. Miguel Servet murió quemado vivo por condena de la inquisición, acusado por Calvino. También hay que citar, como referencias a la circulación sanguínea anteriores a la de Harvey, la de los anatomistas italianos Colombo (1520-1559) y Aranzio (1530-1589), que observaron la llegada al corazón de la sangre.


Los glóbulos rojos de nuestra sangre son creados en la médula ósea, en el interior de algunos largos huesos, a un ritmo de unos 140.000 por minuto. Después de vivir unos pocos meses (unos 120 días) son destruidos por el hígado. Los glóbulos rojos son las únicas células del cuerpo humano sin núcleo, ya que aunque tienen núcleo cuando son creadas éste es expulsado poco después. Esta es la razón de su efímera existencia puesto que, al no tener núcleo, no pueden curarse posibles daños.


Las transfusiones sanguíneas consisten en inyectar sangre a un enfermo que la necesite. Son muy utilizadas en todo tipo de operaciones médicas, utilizando, normalmente, la sangre de donantes altruistas que, con su generosidad permiten que puedan efectuarse operaciones con éxito. Sin embargo, los distintos tipos de sangre imposibilitan que estas transfusiones puedan efectuarse sin control, pues existen grupos de sangre incompatibles. Por ejemplo, los grupos sanguíneos que tienen el llamado factor Rh, o con Rh positivo (+), no pueden ser donantes de grupos sanguíneos sin ese factor, o con Rh negativo (-), mientras que sí puede efectuarse lo contrario. La siguiente tabla representa todas las compatibilidades sanguíneas:


Tipo de Sangre Puede DAR a Puede RECIBIR de A+ A+ (AB+, menos aconsejable) O+, O-, A+, A- A- A+, A- (AB+ y AB-, menos aconsejable) O-, A- B+ B+ (AB+, menos aconsejable) O+, O-, B+, B- B- B+, B- (AB+ y AB-, menos aconsejable) O-, B- AB+ AB+ AB+, AB- (resto, menos aconsejable) AB- AB+, AB- AB- (O-, A-, B-, menos aconsejable) O+ O+, A+, B+ (AB+, menos aconsejable) O+, O- O- TODOS (AB+ y AB-, menos aconsejable) O-



Un típico menú de hamburguesa con queso, tocino, pepino, papas (patatas) fritas con salsa de tomate y una gaseosa de cola, ofende a 13 religiones y al 61% de la población mundial. Los hindúes no pueden comer carne de vaca y algunos rechazan todos los cubiertos que la hayan tocado. Evitan la comida salada ya que induce a la ira y a la lujuria. Los taoístas se abstienen de comer pan porque los gusanos se nutren donde se almacena el grano. Los judíos no pueden comer tocino porque lo prohíbe el Viejo Testamento.

Cuando comen carne de vaca tienen que esperar por lo menos una hora antes de poder comer queso o cualquier producto lácteo. Los hare krishnas no comen ni curtidos, ni salsa de tomate porque contiene vinagre que fermenta y lleva a la ignorancia. Los budistas evitan el tocino y la carne vacuna por compasión hacia los seres vivientes. Los shiks no pueden comer carne porque las vacas son sagradas. Los monjes rusos y los griegos ortodoxos no comen lácteos, cerdo ni carne vacuna los lunes, miércoles y viernes para participar del sufrimiento de Jesús. Generalmente evitan el cerdo y la carne vacuna por la sensación de pesadez que distrae los rezos. Los adventistas de séptimo día se abstienen del cerdo y del queso ya que a menudo se cuaja con una enzima que contiene cerdo. Los zoroastristas no comen cerdo ni carne vacuna cuando están de luto o en los meses en honor a Ram, Bahaman y Gosh. Los mormones se abstienen de la gaseosas de cola porque la cafeína altera el organismo que es el templo del alma. Los musulmanes no pueden comer carne vacuna salvo que se haya matado a la vaca en nombre de Allah. El Corán prohíbe el cerdo ya que puede difundir gusanos. Los católicos romanos se abstienen de comer carne vacuna y cerdo los viernes, sobre todo el Viernes Santo. Los jainitas no pueden beber cola ni comer lácteos, ni cerdo, ni carne vacuna, ni pepinos, ni ketchup, ni papas fritas con sal. El pan, si tuviera semillas de sésamo, tampoco podrían comerlo. A propósito, tampoco comen cuando afuera esta oscuro… podrían no darse cuenta de que su comida tiene insectos.

5 vistas

24413749, 23857572

©2019 by Grupo Medico Angeles. Proudly created with Wix.com