top of page
Blog: Blog2
  • Foto del escritorDr. Hugo Castro

Sarcomas Inducidos por Radioterapia: Riesgos, Diagnóstico y Estudios Clínicos

Actualizado: 28 oct 2023


Mujer acostada boca abajo recibiendo aplicacion de radioterapia
Sarcomas inducidos por radioterapia


Los sarcomas inducidos por radioterapia merecen atención especial debido a su frecuencia dentro de los sarcomas en general. La radiación es un factor de riesgo que puede desencadenar la aparición de tumores, como lo hemos observado en casos de retinoblastoma. Los pacientes con antecedentes de radioterapia previa tienen un ligero aumento en el riesgo de desarrollar sarcomas. No obstante, quiero asegurarles que el sarcoma inducido por radioterapia representa tan solo el 5% de todos los sarcomas diagnosticados. Y, ¡no hay necesidad de alarmarse! Solo un 1% de los pacientes que han recibido este tratamiento desarrollarán un sarcoma en el futuro.


Es esencial comprender que la radioterapia es un procedimiento seguro. Existen criterios diagnósticos específicos que deben cumplirse para considerar un sarcoma como inducido por radioterapia. Primero, es fundamental que todos los pacientes hayan recibido radioterapia anteriormente. El sarcoma tiende a desarrollarse en el área irradiada o en regiones adyacentes. Además, debe haber transcurrido un período de tiempo específico desde la administración de la radioterapia hasta la aparición del tumor. Generalmente, se requiere un mínimo de seis meses, y en promedio, los estudios han mostrado que puede tomar entre 10 y 15 años desde el final del tratamiento de radioterapia hasta el diagnóstico del sarcoma.


No solo eso, la histología del sarcoma inducido por radioterapia debe diferir del tumor primario por el cual se administró la radiación. Hablando de tumores asociados a este tipo de sarcoma, es interesante destacar que el cáncer de mama, el linfoma no Hodgkin y el cáncer de próstata tienden a tener una mayor probabilidad de desarrollo.


En términos de histología, los tipos de sarcomas que a menudo vemos en contextos de radioterapia son el angiosarcoma, el sarcoma no clasificado y otros como el liposarcoma u osteosarcoma. Algunos estudios sugieren que estos tipos de sarcoma pueden ser más agresivos en comparación con los tumores esporádicos. Sin embargo, esta mayor agresividad generalmente se asocia con factores específicos, como la localización profunda, la aparición intratorácica o intrabdominal, y características histológicas de alto grado.


En un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology (jco), se observó que la mayoría de estos tumores se localizan profundamente (87%), con más del 50% en el área del tronco. Además, se notó que los márgenes positivos al microscopio están presentes en el 24% de los casos. En resumen, la mediana de tiempo entre la administración de radioterapia y la aparición del sarcoma es de 10 años, con una mediana de dosis de radiación de 54 Gy.


Es crucial recordar que no debemos asumir automáticamente que una lesión en un área previamente irradiada es una recurrencia local del mismo tumor. Si ha pasado un tiempo considerable, es esencial realizar un diagnóstico histológico para determinar el enfoque de tratamiento adecuado.


¡Hasta la próxima!

Comentarios


bottom of page